Hello pottingers!

Esta vez, intentaré que la entrada sea algo más corta que las habituales...  Y esto se debe a que ya veréis que no hay mucho más que hablar ni comentar cuando veáis de qué os hablo.

Como ya os comentaba aquí, uno de los inconvenientes que para mí presenta la base de maquillaje Colorstay de Revlon es su nefasto envase.  Ya comenté que no entiendo cómo en uno de sus maquillajes más vendidos, buscados y venerados de la firma, no renuevan el formato y le ponen un dosificador.  Además otras bases de la firma como el Photoready, cuentan con ello por lo que no sé cómo tardan tanto en modificar esto que para mí es lo peor del producto.  Todo ello sin contar con que el frasco es de cristal y con una boquilla anchísima por la que la base sale como un tsunami.

Mucho se ha comentado de todo ello en blogs, foros y webs pero yo hasta ahora no había encontrado la mejor solución.  La mayoría de chicas optan por comprar o reutilizar un envase con dosificador de otro cosmético pero yo hasta ahora no había encontrado ninguno que me permita rellenarlo y tampoco quiero comprar un producto sólo para usar el bote.  Por eso me puse a buscar en "San Ebay" y encontré la panacea para mí.   Sé que no voy a descubrir nada nuevo porque esto es algo que ya se hace por muchas chicas pero realmente he encontrado un envase que mejora en mucho el producto.

He encontrado la solución para no desperdiciar el producto, para no contaminarlo con los dedos y para evitar que la base entre en contacto con el aire. Pero no solo eso, es que la base ha mejorado en calidad porque sale más "aireada", menos pesada, mucho más líquida.  El envase le da aire, la licua y la hace ser menos densa, menos espesa por lo que no es tan pesada en la piel y se extiende muchísimo mejor.  En definitiva, la calidad de la base mejora muchísimo, os lo aseguro.

¿Y os preguntaréis?, ¿qué tipo de envase hace ese milagrito?, pues este:


Es un sencillo envase airless, es decir, un envase sin entrada de aire ya que la base interior sube a medida que el producto va saliendo.  Además el mecanismo de la bomba airless permite dosificar todo el producto hasta la última gota por lo que no se desperdicia nada de nada.

Os recomiendo encarecidamente este tipo de envase en caso de usar bases que tengáis que manipular con los dedos, y con esto me refiero no sólo a la Colorstay de Revlon sino a la también muy famosa Double Wear de Estee Lauder, a la Superbalance de Clinique o la Ultra Fluid Foundation de Kryolan.  Con esto evitamos bacterias y otros contaminantes que pueden afectar a la calidad de la base y la mantienen durante más tiempo en buen estado.  Además este tipo de envases evitan que el producto entre en contacto con el oxígeno y preservan el ingrediente activo 
Estos envases, se diferencian de otros en que no llevan el típico tubito por el que pasa el producto sino que funcionan con una bomba que hace más fluído el maquillaje, serum o crema que usemos.




Este último veis que está ya usado...

Este envase se puede reutilizar y es muy sencillo de rellenar.  Simplemente hay que tener cuidado de no llenarlos más de las 3/4 partes de su capacidad y una vez tapado, presionar la bomba hasta que salga el producto sin aire, lo que puede tardar unas cuantas pulsaciones.
Como este hay muchos en internet y en Ebay, pero yo después de dar muchas vueltas decidí comprarle a este vendedor por precio y por estética. Os dejo el enlace por si os interesa.  Sólo dejar claro que no gano nada por recomendar a este vendedor en concreto ¿ok?.

En mi caso he comprado el formato de 30 ml., pero este vendedor los tiene también de 15 ml. y 50 ml. y el precio ronda los 6€ incluído el envío.

Sé que no vengo a descubrir nada nuevo pero desde que tengo y uso este envase, lo considero un imprescindible y no concibo mi Colorstay sin un airless de este tipo. Es más, no descarto la idea de utilizar otros cosméticos con este tipo de envases ya que considero que protegen mucho el producto y que se optimizan los resultados visiblemente.


¿Os animáis con los airless?




Enlaces a esta entrada
Hello pottingers!

Hoy toca entrada sobre cosmética asiática, además hoy toca un producto BBB (bueno, bonito y barato).  Yo diría que más que bueno es excelente porque cumple todas las propiedades que promete...

No-Sebum Mineral Powder de Innisfree

 

Innisfree pertenece al emporio cosmético asiático Amore Pacific que engloba marcas de tan excelente calidad como Sulwhasoo, Laneige, Hera, Iope...  Innisfree pertenece a la gama low cost por lo que es un producto más que asequible pero de excelente calidad.

Ya os hablé de la marca Innisfree aquí , una marca coreana que ofrece productos naturales y ecológicos. 
En concreto en la otra entrada, os hablaba de la mascarilla Jeju Volcanic Pore Clay Mask, que me encanta, así que como me gustó he seguido probando productos de la marca que no me han decepcionado.

Entre lo probado están estos polvos minerales pensados para pieles grasas que son sencillamente excepcionales, y más por el precio que tienen que no llega ni a 6€.

Siempre digo lo mismo pero a lo largo de los años he probado muuuuuchas marcas de polvos sueltos, tanto con color como translúcidos.  Entre los de color que más me gustaban eran los So Ingenious Loose Powder de Estee Lauder.  Y entre los que más ansiedad me causaron por tenerlos fueron los polvos  mates de Shu Uemura.  Hace un tiempo, en los foros de belleza se mitificaron bastante estos polvos sueltos y sobre todo la marca, así que en cuanto los pude conseguir en un viaje, me los compré.  Actualmente los tengo y los alterno con los de Innisfree.

Estos polvos sueltos totalmente blancos están destinados a pieles grasas con poros dilatados y prometen un total control graso gracias al mineral natural Jeju y a los extractos de menta.  La verdad es que tienen un olor mentolado muy agradable y con cierta sensación refrescante que no recuerda que te estés aplicando un cosmético sino más bien un tratamiento anti-brillos.
Mantiene un perfecto equilibrio eliminando la grasa pero sin acartonar o secar y la piel no se siente a falta de hidratación.
Son unos polvos libres de parabenos, talco, pigmentos artificiales, ingredientes de orígen animal, aceites minerales y perfumes





Los polvos sueltos No-Sebum Mineral Powder de Innisfree prometen el mismo efecto que el resultado de la piel tras aplicar un papel matificante anti-brillos y puedo garantizaros que así es.  Yo llevo siempre en el bolso los papeles Oil Blotting Paper de Kracie y os aseguro que tras aplicar estos polvos es como si me hubiera pasado un papel antes, es más, ahora no los utilizo.  La piel queda totalmente mate durante horas!  Mi piel es mixta-grasa y al cabo de las 4 o 5 horas ya empiezo a brillar como una bombilla.  Cuando me aplico estos polvos, los brillos no aparecen hasta pasadas 8 horas.  Y cuando aparecen son ligerísimos, ya no tengo esa sensación grasienta.
Lo mejor de todo es que gracias a su alto control, no sólo son capaces de absorber grasa sino también sudor, lo que es fantástico por si realizamos algún esfuerzo físico o estáis en un ambiente húmedo o sencillamente perfectos para el verano.

A pesar de lo que puedan parecer las fotos, son unos polvos ligerísimos, no temáis el temido efecto acartonado que dan muchos polvos para pieles grasas.  La piel se siente suave y "relajada", nada tirante ni incómoda.  Son muy, muy blancos, casi parecen polvos de talco pero no se sienten blancos en la piel ni alteran el tono del maquillaje, aunque si sois muy morenas de tez, quizás blanqueen algo el tono de la base.  




La marca publicita que son unos polvos que otorgan luminosidad, pero ahí yo no estoy muy de acuerdo.  Para nada son unos polvos luminosos, ni falta que les hace, yo para eso ya uso un iluminador que para eso está. 

Innisfree propone otros diferentes usos:
-Como último paso de la rutina facial cuando no nos maquillemos para matificar las zonas del rostro más grasas y mantenerlas sin brillos.
-Como fijador de maquillaje.
-Como sustituto de los papeles matificantes anti-brillos.
-Como eye primer.
-Como champú en seco, aplicando el polvo en las raíces y cepillando después.


Estos polvos sueltos pertenecen a la línea No Sebum Mineral Powder compuesto de polvos compactos, primer y (aunque no está en la imágen), también una bb cream recientemente incorporada a la línea.






Solamente puedo decir que si tenéis la piel grasa, necesitáis estos polvos YA.  Son absolutamente imprescindibles y estoy segura que no os van a defraudar.  A mí son los únicos que consiguen mantener mi piel sin brillos casi todo el día.  Podría decir que hay días en los que si no hace mucho calor y mi piel está tranquila (sin producir mucha grasa) puedo aguantar todo el día sin retocar el maquillaje, sólo aplicando una capa de polvos por la mañana.  Son absolutamente FANTÁSTICOS, y merecen muchísimo la pena. Menudo descubrimiento!

He de decir que es un producto barato pero también pequeño ya que el envase sólo tiene 5gr. mientras que por ejemplo los otros que tengo de Shu Uemura tienen 20 gr.  También os digo que el tamaño es perfecto para llevar en el bolso o llevárselo de viaje...


Puntuación: 9/10
¿Lo volvería a comprar?: seguro que sí

¿Os animais a probarlo?


Enlaces a esta entrada