Hello pottingers!

Otra entrada más de las fijas, de las dedicadas al maquillaje, en este caso a las bases de maquillaje que junto con las máscaras de pestañas, es de mis cosméticos favoritos.
Después de muchísimos años usando la base Soft Matte Natural Finish Makeup de Estee Lauder, un maquillaje destinado a pieles mixtas con la que obtenías un acabado impecable, y de dejar de usarla por dejar de comercializarse en España (no entiendo por qué).  Me puse a la tarea de buscarle sustituta y uffffffffffff me costó lo suyo, pero por fin la encontré y en una versión muy mejorada. 

La base que uso desde hace casi un par de años y por tanto mi favorita es la Revlon Colorstay Makeup for combination/oily skin.



Está claro que a estas alturas no voy a descubrir nada nuevo en el mundo bloggeril porque es una producto que lleva ya unos años en el mercado, pero cuantos más maquillajes pruebo más me gusta éste.

Siempre se ha visto a esta base como un clon de otras bases de marcas más caras como Lancôme Teint Idole Ultra 24hr foundation, Double Wear Stay-in-Place Makeup de Estee Lauder o Studio Fix Fluid de MAC.  Yo no lo creo así, la Colorstay es mucho más que un clon porque tiene muchas cosas que la hacen diferente, además es de Revlon, una marca con una excelente calidad en productos cosméticos y capilares. 

La base Colorstay ofrece una excelente cobertura, tapa los granitos más difíciles y las manchas más acentuadas igualando la piel, haciéndola uniforme y lisa. Tiene una cobertura media-alta pero es modulable en función de la cantidad utilizada y de las herramientas que utilicéis.  Si usamos para aplicarla una stippling brush, el resultado es simplemente espectacular, la base se difumina y queda una piel perfecta.  Si utilizáis los dedos la cobertura es mayor y si usáis una esponja ligeramente humedecida en agua, el efecto será mucho más esfumado por lo que la piel se verá más transparente.




Es una base que seca con mucha rapidez por lo que hay que aplicarla rápido.  Es mejor depositar una pequeña cantidad en el dorso de la mano e ir aplicando poco a poco el producto por zonas.  No pongáis base en frente, pómulos, nariz y barbilla para ir poco a poco trabajándola porque se secará y no habrá forma de extenderla después.  Es uno de los puntos que al principio puede resultar un inconveniente pero en cuanto le pillas el tranquillo no da ningún problema.
No es necesario usar polvos matificantes después aunque se pueden usar para evitar que los brillos salgan antes.  Yo uso los de Shu Uemura pero cualquiera sin demasiado poder absorbente servirá ya que es una base muy, muy secante.

Deja un aspecto totalmente mate, nada de jugosidad sobre la piel, pero eso es precisamente lo que yo busco y quiero con una base específica para pieles grasas.  Las pieles secas, entiendo que busquen un aire glow para no hacer que su piel presente un aspecto plano, pero yo que tengo la piel mixta-grasa, no quiero nada que pueda hacer que mi piel presente un aspecto más brillante del que ya tiene por sí.  Siento discrepar quizás con muchas de vosotras, pero no me gustan nada las bases glossy, lo que quiero conseguir cuando me maquillo es una piel libre de brillos y eso es precisamente lo que me aporta esta base.

Lo mejor, para mí, de la Colorstay es su alta duración.  Promete estar intacta durante 16 horas gracias a la fórmula ColorStay SoftFlex .  Al ser un maquillaje pensado y destinado a pieles mixtas y grasas, no tiene perfume, es oil free y ayuda a controlar los brillos todo el día, manteniendo la piel fresca y ligera.  Yo no diría que aguante 16 horas, pero sí unas 6-8 horas sin retoques.
A mí personalmente no me parece una base pesada, y yo no la siento así.  Además, y por contra de lo que me pasaba con el Double Wear de Estee Lauder, no se cuartea en absoluto ni resalta en exceso las zonas secas del rostro.  Tampoco voy a decir que las hidrata pero para ser una base tan secante, mantiene un cierto equilibrio entre las zonas a secar y las zonas a hidratar. 

La Colorstay es de esas bases que consiguen una hazaña sobre todo esos días que te levantas con una cara horrorosa y piensas que no puede haber milagro que mejore eso.  Pues sí, lo hace, consigue que te vayas a trabajar con un aspecto más que digno y que tengas buena cara al instante. Además ese efecto se mantiene durante horas por lo que hasta en jornadas largas o con calor o humedad, la base responde perfectamente. 


Hasta aquí todo lo bueno, ahora viene lo malo... 

Es una base difícil de encontrar, por lo menos donde yo vivo no hay ningún sitio físico donde comprarla, así que hay que conseguirla por internet.  Yo antes la compraba en El Corte Inglés, pero parece ser que debido a un problema con el distribuidor (Colomer), dejaron de comercializarla.  Esto causa un problema: la dificultad de saber tu tono exacto a la hora de comprar on line.


La equivalencia con MAC, que es el rango de tonos por el que se rige todo el mundo, podría ser esta teniendo en cuenta que los NW corresponden a tonos rosados o cálidos y los NC a tonos dorados o fríos:
  • Ivory: NW 15 
  • Buff: NC20
  • Sand Beige: NC20-25
  • Nude: NC25
  • Natural Beige: NW20
  • Medium Beige: NC25/NC30
  • Fresh Beige: NW25
  • Golden Beige: NC30
  • Warm Golden: NW30/NC30
  • True Beige: NW30
  • Natural Tan: NC40/NC42
  • Early Tan: NW35
  • Rich Tan: NW35
  • Golden Caramel: NC40/NC42
  • Toast: NC43/NC 44
  • Rich Ginger: NW45
  • Caramel: NC45
  • Cappucino: NC50
  • Mahogany: NW50/NC55
  • Mocha: NW55
En realidad, hay 20 tonos aunque en la web de Revlon  y en la mayoría de las tiendas sólo hay disponibles 9.

 

Por otro lado, la Colorstay tiene un bajísimo índice de protección solar, tiene 6 SPF y en el caso de los tonos más oscuros, como el Mahogany o Mocha, carece de SPF. Sinceramente no lo entiendo. Además en la versión para pieles normales a secas el índice de protección es de 15. ¿Por qué?, incomprensible.

Y como ultimo punto negativo es el envase. El bote es de cristal cilíndrico, pesado y sin aplicador. ¿Puede haber un recipiente peor?, lo dudo.  Si se te cae al suelo, se rompe, el tapón es de rosca y la base se desparrama por la boquilla y ésta es excesivamente grande por lo que no se puede controlar la cantidad de producto que sale.  Hay otros maquillajes de Revlon que tienen dosificador, sin ir más lejos el Revlon Photoready Makeup, así que no entiendo cómo no mejoran en ese aspecto teniendo otros productos que ya incorporan el envase con pump.



 
El precio depende mucho de dónde la compréis, antes cuando la vendían en El Corte Inglés el precio era de aproximadamente 20€, pero en ebay o en tiendas on line podéis encontrarla desde 11€.

A mí es una base que me encanta, es mi favorita desde hace ya un tiempo y aunque he probado muchas y de muy diferentes marcas, no deja de ser un maquillaje que me sorprende por su excelente calidad y resultados, además de tener un precio asequible.  Además, fotografía muy bien, ya que al tener un SPF tan bajo no hace "efecto fantasma", aunque para fotos sea más adecuado el Photoready.

Puntuación: 9/10
¿La volvería a comprar?, SÍ rotundo.  Es mi base favorita y casi única que uso desde hace casi 2 años.  Mucho me tiene que sorprender otra base para que cambie esta que sin duda es BBB (=buena, bonita y barata).

Editado: Os dejo con otro post (aquí) que complementa a este, espero que os resulte útil.

¿Os animáis con la Colorstay?



Enlaces a esta entrada